¿QUÉ ES LA HIPERPOTASEMIA?

EL POTASIO EN EL ORGANISMO

El potasio (K+) dentro del organismo constituye un electrolito clave porque interviene en el funcionamiento de los músculos y también en la transmisión de los impulsos nerviosos.

Los riñones tienen un papel fundamental en el mantenimiento del equilibrio de la cantidad de potasio que circula en nuestro organismo. Su misión consiste en eliminar el exceso de potasio que pueda producirse a través de la orina.

En la ERC, los riñones no son capaces de eliminar todo el potasio necesario para mantener este equilibrio. Esta situación produce un desequilibrio en el organismo, ya que el potasio se eleva a niveles superiores a los recomendables.

Es lo que se conoce como HIPERPOTASEMIA.

La hiperpotasemia constituye uno de los desequilibrios electrolíticos más importantes debido a su potencial riesgo de desarrollar arritmias.

¿ES FRECUENTE?

Los estudios indican que la hiperpotasemia se presenta aproximadamente en un 13% de los pacientes con ERC para todos los estadios y en diálisis.

FACTORES DE RIESGO

Aunque los niveles de potasio se suelen mantener estables incluso hasta etapas avanzadas de la enfermedad renal, existen factores adicionales que pueden incrementar el riesgo de sufrir hiperpotasemia:

  • Determinados fármacos: Especialmente los llamados “ahorradores de potasio”, algunos antiinflamatorios y otros medicamentos indicados en la enfermedad renal crónica.
  • Algunas enfermedades, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

CUIDADOS Y RECOMENDACIONES NUTRICIONALES

CONTROLANDO EL POTASIO

El potasio se ingiere a través de los alimentos por lo que será necesario realizar ciertas modificaciones en la elección de la ingesta de los alimentos. Por ello, es necesario conocer aquellos alimentos que, por su bajo nivel de potasio, son más recomendables cuando se necesita controlar los niveles en la dieta. El potasio se encuentra en altas cantidades en alimentos saludables como muchas frutas y verduras, pero gracias a la aplicación de algunas técnicas de preparación culinaria se podrá reducir la cantidad de potasio de los alimentos durante el proceso de preparación.

Además, el especialista le puede prescribir fármacos que ayuden a reducir el potasio. Estos fármacos “capturan” el potasio dentro del tubo digestivo y evita que pase a la sangre durante la digestión. De esta manera, se limita el potasio que pasa a la sangre. Las modificaciones que realice en sus hábitos alimenticios y la medicación prescrita por su médico contribuirán a un mejor control del potasio para que sus riñones funcionen mejor y se minimicen los riesgos potenciales de la hiperpotasemia.